Guía para comprar cajas a medida para envíos

cajas-a-medida

Decidir qué tipo de embalaje vas a usar para hacer los envíos de tu empresa no es algo anecdótico. Ten en cuenta que no vas a poder controlar todo el proceso de transporte hasta que el producto llegue a manos de tus clientes. Por lo tanto, es importante que elijas la solución más segura para garantizar que está en óptimas condiciones en todo momento. El uso de cajas a medida es, en este sentido, fundamental.

¿Por qué escoger cajas a medida para tus envíos? 

Las cajas para embalaje diseñadas a medida son la mejor garantía para el envío seguro y eficaz de cualquier pedido. Debemos ser conscientes de que cada producto tiene sus propias características en cuanto a tamaño, dureza, resistencia… Por lo tanto, un envoltorio estándar es difícil que se adapte correctamente a todos.

Las cajas para envíos personalizadas son la opción más segura para prevenir manipulaciones y daños en la mercancía, que puedan acabar en su deterioro completo. Igualmente, permiten incluir toda la información necesaria para que el transporte sea lo más rápido y eficiente posible.

Asimismo, este tipo de embalaje juega un papel importante en la creación de imagen de marca. No hay que olvidar que la recepción y apertura del paquete forman parte de la experiencia de compra. Por lo tanto, cuanto más cuidado esté su diseño, tus clientes tendrán mejores sensaciones acerca de tu servicio.

En definitiva, podemos decir que las cajas a medida son más que una simple compra ineludible para cualquier empresa. En realidad, deben considerarse como una inversión importante para el buen desarrollo del negocio.

Pasos a tener en cuenta para elegir cajas a medida 

Escoger las cajas para embalaje de tus productos implica tener en cuenta diversas características del paquete, que se relacionan directamente con los requisitos del objeto a enviar.

Grosor 

Un factor clave para garantizar que tus envíos llegan correctamente a su destino es el grosor del cartón usado para la elaboración de tus cajas a medida. Podemos distinguir entre:

  • Canal simple, cuando el cartón es de aproximadamente unos 5 mm y tiene una cubierta interior de una onda. Resiste sin problemas un peso de alrededor de 20 kg.
  • Canal doble, que se recomienda para mercancías de hasta 70 kg de peso. Tiene un grosor de unos 7 mm y doble onda interior. Este refuerzo hace que proteja los productos más frágiles y, además, resiste la compresión vertical.
  • Canal triple, que es el cartón más resistente y con mayor capacidad de protección, gracias a sus 15 mm de grosor y su cubierta interior de 3 ondas. Asimismo, tiene una cobertura exterior específicamente diseñada para proteger los productos de la humedad y las temperaturas extremas. Por todo ello, las cajas para envíos  con este tipo de cartón soportan hasta 350 kg de peso y permiten el transporte con garantías de objetos delicados, incluso en exportaciones y con procesos de almacenaje largos.

Dimensiones 

A la hora de decidir las dimensiones de las  cajas a medida que necesitas para tu empresa también necesitas tener en cuenta cuatro aspectos básicos. 

Para empezar, conocer el tamaño y el peso del producto a enviar es esencial para definir las dimensiones que debe tener la caja. Asimismo, hay que señalar que Correos trabaja con unas medidas estándar de paquetería, pero las mensajerías y transportistas privados tienen establecidos sus propios requisitos. Por lo tanto, debes informarte antes de tomar una decisión acerca de las cajas que vas a emplear.

Además de sus medidas, la forma de la caja se verá también condicionada por la del producto a transportar. No requiere del mismo embalaje un cuadro  que un dossier de documentos, por citar dos ejemplos.

Si tu producto es frágil y requiere de un relleno adicional para garantizar su integridad,  hay que considerar el volumen extra que esto significa. No todos los rellenos ocupan el mismo espacio ni ofrecen el mismo grado de protección.

Finalmente, tampoco puedes olvidar el espacio del que dispones en tu almacén. Evitar tener que ampliarlo, pasa muchas veces por usar soluciones específicas que ocupen el menor sitio posible, como las telescópicas.

Diferentes tipos de cajas

No todas las  cajas para embalaje tienen por qué ser estándar. Hoy en día, se fabrican modelos especialmente diseñados para facilitar el trabajo y garantizar la eficiencia del servicio de logística.

Así, al diseñar tus  cajas a medida, valora la necesidad de los siguientes formatos:

  • Automáticas, que con una simple presión en los laterales se montan. De esta manera, se ahorra mucho tiempo en el proceso de embalaje.
  • Con cierre adhesivo incorporado. Por lo tanto, no requieren del empleo de cinta adhesiva y garantizan una presentación perfecta. Las hay con doble banda adhesiva, que facilita las devoluciones de los usuarios en el caso de los ecommerce.
  • Con protección integrada, para envíos de productos muy frágiles. Pueden contener relleno de espuma o un módulo interior para evitar impactos, como en el caso de los teléfonos móviles.
  • Con altura y ancho variables, para adaptarse a envíos con paquetes de diferentes tamaños

Finalmente, también existen cajas para usos específicos, como las isotérmicas para mantener la temperatura del producto durante su transporte.

Personalización

Las  cajas para envíos también te ofrecen una oportunidad única para crear tu imagen de marca. Puedes personalizar su diseño para que incluya recomendaciones específicas para el transporte y almacenamiento y, además, tu logo o un mensaje específico.  La elección de la tipografía, del tipo de impresión y del motivo a incluir te ayudará a que tu marca se reconozca solamente con ver el embalaje. 

Acondicionamiento interior 

Optar por cajas a medida para tus productos te permite, igualmente, algo tan importante como personalizar su acondicionamiento interior. Es decir, puedes escoger el material de relleno más adecuado, siempre en función de lo que vayas a transportar. 

Recuerda que en el transporte tu producto puede dañarse. Conocer los diferentes rellenos existentes y las mejores formas de embalaje para cada caso es tu mejor opción para garantizar que tus ventas lleguen en perfectas condiciones a su destino.  Esto te ayuda a crear una  buena imagen de empresa ante tus clientes, y también te ahorra dinero en posibles devoluciones de materiales en mal estado.

El plástico de burbujas amortigua los golpes y vibraciones, al igual que el cartón ondulado o la espuma. También puedes usar bolsas de aire o chips de embalaje como material de relleno, y cantoneras para proteger los puntos más vulnerables.

Legislación 

Las cajas a medida que elijas para tus transportes también deben cumplir con la legislación existente en casos específicos. Hay productos que, por sus características, deben cumplir con exigencias concretas de embalaje para garantizar con su seguridad. 

Por lo tanto, es importante que te asegures de revisar las normas existentes en tu sector. Así por ejemplo, las mercancías peligrosas tienen regulado su sistema de embalaje en función de su vía de transporte, ya sea por mar, carretera o aire. 

Antes de encargar las cajas a medida que necesitas para hacer los envíos de tu empresa, valora detenidamente todos estos aspectos para lograr el diseño perfecto.