Usos del plástico de burbujas y su importancia en el packaging

pexels-photo-4568694

El plástico de burbujas es un tipo de material de embalaje de protección muy versátil ya que es utilizado para embalar diferentes tipos de mercancías, ya sean pequeños objetos de valor así como pesados elementos o maquinarias de grandes empresas. Conoce en este artículo cómo se usa el plástico de burbujas y cuáles son su grandes ventajas.

Fabricación y características del plástico de burbujas

El plástico de burbujas es uno de los materiales para embalajes más utilizados y extendidos en la actualidad ya que garantiza la protección de los productos o elementos que se desean trasladar, evitando roturas o desperfectos que pudieran producirse durante el proceso de traslado.

Quienes inventaron este material tan interesante fueron los ingenieros Alfred Fielding y Marc Chavannes quienes en 1957 lo fabricaron por primera vez con la finalidad de emplearlo como objeto decorativo para los hogares, al estilo de un papel tapiz. Con el tiempo, el plástico de burbuja adaptaría su funcionalidad a la que hoy conocemos.

Actualmente existen dos maneras de fabricar este tipo de material de embalaje para la protección de los productos: mediante granza de polietileno o su manipulación en láminas.

Se obtiene sellando a través de calor 2 láminas finas de plástico, de las cuales una posee la textura de las burbujas y la otra es plana. Una de ellas se enrolla en un tambor de metal que posee hoyos en la superficie. Se produce succión en los huecos y el resultado es la creación de burbujas de aire en la lámina de plástico. Finalmente se funden ambas láminas evitando que el aire de las burbujas se escape.

Sus características más importantes son:

  • Flexible ya que puede adaptarse a la forma del elemento a proteger sin alcanzar roturas y siendo muy fácil de manipular.
  • Impermeable gracias a su composición, lo cual facilita la protección de la mercancía frente a factores climáticos como la humedad.
  • Reutilizable, lo cual minimiza el impacto en el medioambiente y ahorra costes de compra.

Principales usos del plástico de burbujas

El plástico de burbujas se emplea principalmente cuando es necesario realizar una mudanza y traslado de la producción de una empresa o de los elementos personales de un individuo en particular, hacia otro sitio.

También suele ser empleado por empresas o emprendedores que realizan envíos de sus productos a sus clientes y que, debido a características específicas relacionadas al tipo de material, desean contar con un material de embalaje que asegure protección hasta llegar a manos del consumidor.

Lectura recomendada: Embalaje de protección: Conoce los materiales adecuados para proteger tus envíos

Es muy útil para embalar:

  • Mobiliario y los contenidos internos que solemos guardar en ellos como libros, ropa, objetos de maquillaje, ornamentaciones, entre otros.
  • Vajilla y cristalería dado que proporciona protección y evita que se produzcan roturas durante el traslado.
  • Objetos de trabajo.
  • Instrumentos musicales.
  • Productos de venta.

Para embalar cada uno de estos elementos es necesario tener en cuenta el tipo de material que los compone. De acuerdo a este análisis, podremos realizar una adecuada elección del papel burbuja específico para cada uno de los objetos que vamos a embalar. Por ejemplo un buen grosor en las burbujas permitirá proteger objetos delicados.

Tipos de plástico de burbujas

Lo recomendable es emplear el material de embalaje adecuado para cada producto que se desee asegurar durante un traslado.

Para una buena elección es importante conocer qué tipos de plástico burbuja existen en el mercado. Existen varias categorías que se diferencian por las capas que poseen o el material que las componen. Te invitamos a conocerlas:

Simple

Es el más sencillo de fabricar puesto que está conformado por dos láminas de polietileno y cuyo proceso hemos mencionado anteriormente.

Cerrado

Se compone de 3 capas de polietileno y cuyo proceso de fabricación es similar al plástico simple aunque se adhiere una lámina más de burbujas, permitiendo que el material posea mayor resistencia y amortiguación.

Laminado

Los plásticos laminados se componen de diferentes tipos de materiales. En el mercado podemos hallar de espuma, metal o papel kraft. Éste absorbe perfectamente la humedad y oculta los elementos en su interior ya que su coloración es opaca. Por su parte, el plástico laminado con espuma es sumamente resistente a ralladuras e impactos debido a esta composición protectora.

Cómo embalar adecuadamente con plástico de burbujas

Embalar correctamente es imprescindible para evitar accidentes indeseados con nuestra mercancía. Comprender cómo se usa el plástico de burbujas nos permitirá realizar un embalaje seguro y eficaz.

Es importante prestar atención a la colocación de este material conformado por una cara con burbujas y otra cara lisa. La manera correcta de embalar es ubicar la burbuja de manera que toque al producto y la parte lisa quedará mirando hacia afuera. De esta manera contamos con una amplia garantía de protección formando un acolchado que amortiguará golpes y posibles caídas durante el traslado.

Quizá te interesa: Cómo escoger cajas de mudanza para objetos frágiles

¿Tienes un e-commerce y necesitas el packaging adecuado para realizar con seguridad el envío de tus productos? ¿Quieres proteger tus mercancías durante un traslado?

En Let’s Pack te ofrecemos material de protección y un servicio de asesoramiento personalizado. ¡Contactanos!